Ahorrá en tus compras con Billetera Santa Fe

 

Nació Runasur, una agrupación alternativa a la Unasur que busca la soberanía política, económica y tecnológica de los pueblos y para los pueblos en el marco de una integración plurinacional de la región hacia la reconstitución de “Abya Yala” (“América”).

El ex presidente de Bolivia, Evo Morales, lo viene planteando hace meses. Y hoy es una realidad. Se llama Runasur, una agrupación alternativa a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) con el objetivo de articular una América Plurinacional. Su sede central está en Bolivia y busca adherir a los 12 países de la región.

En su constitución se estableció que la Runasur es un organismo anticolonialista, antiimperialista, anticapitalista, complementario, soberano y articulador. En su primera resolución, denominada “Defensa de la vida y la salud”, solicitó la liberación de las patentes de la vacuna contra la Covid-19 para garantizar su libre acceso.

“La Runasur tiene una meta, unir a los movimientos sociales –sean indígenas, obreros, de la clase media y magisterios– con profesionales intelectuales, y la meta es luchar para una verdadera liberación de toda América plurinacional, de los pueblos para los pueblos. La América plurinacional no es compatible con capitalismo, imperialismo”, señaló Morales, en las conclusiones de la primera reunión del equipo técnico integrado por Bolivia, Venezuela, Ecuador y Argentina.

Morales señaló que tienen la misión de integrar a los 12 países de la región, por lo que Bolivia se hará cargo de socializar la información con organizaciones de Perú y Paraguay; Argentina hará lo mismo con Brasil y Uruguay; Ecuador se encargará de Colombia y Chile; y Venezuela, de Surinam y Guayana.

Según puntualizó el sitio del diario boliviano Página Siete, la idea de crear la Runasur fue planteada por Morales un día después de que retornó a Bolivia, luego de un año de exilio tras el golpe de Estado que lo destituyó. “Una Unasur de pueblos indígenas”, fue una de las definiciones que ofreció el dirigente.

“El consejo de representantes es la máxima autoridad del organismo y está estructurada a la parte operativa, que es el consejo ejecutivo operativo. Dentro de dicho consejo, quedan los siguientes consejos: consejo del sistema político, consejo educativo, consejo jurídico y consejo económico”, indicó el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Jaime Vargas.

El consejo de representantes es la máxima instancia de deliberación y decisión, y estará integrado por los representantes de las organizaciones sociales y pueblos indígenas de los diferentes países. Asimismo, señaló que el consejo ejecutivo estará compuesto por un secretario general y un directorio integrado por los representantes de los países miembros.

La Runasur tendrá una sede central, que será Bolivia, y cuatro subsedes en las regiones norte, sur, este y oeste, según informó radio Kawsachun Coca.

Los principios rectores del nuevo organismo

Según Página Siete, el documento constitutivo se enmarcará en los siguientes principios rectores: “unidad de los pueblos para luchar contra el capitalismo, imperialismo y neocolonialismo; proteger la soberanía de los pueblos sobre los bienes comunes; respeto a los derechos de la madre tierra como sujeto de derecho para vivir bien/buen vivir; respeto a la vida para consolidar el equilibrio y la armonía con la madre tierra y todos los seres humanos”.

Además, se encargará “de la reconstitución y articulación de la diversidad de identidades culturales para rehabilitar y fortalecer el sistema comunitario plurinacional”.

También se establecieron, entre sus objetivos, la soberanía política, económica y tecnológica de los pueblos para los pueblos y diplomacia de los pueblos, y la complementariedad para la integración plurinacional de la región hacia la reconstitución de Abya Yala. Este término, en la lengua del pueblo cuna significa “tierra madura”, “tierra viva” o “tierra que florece”. Es la forma en que este pueblo originario llamaba al continente, que luego de la invasión europea y desde una mirada eurocéntrica, pasó a llamarse “América”.

Morales recordó cómo la derecha regional intentó frenar y quetar poder a Unasur. “La Unasur es la parte oficial de los estados. Con Lula (Luiz Inácio Lula da Silva), con Néstor (Kirchner), con Hugo Chávez, con (Rafael) Correa organizamos fácilmente el Unasur, pero nos ganaron, la derecha paralizó la Unasur. Al movimiento indígena, a los distintos sectores, a los movimientos sociales, nunca nos van a derrotar, porque tenemos principios, tenemos ideología, venimos de tantas luchas desde la Colonia. La Runasur es un espacio de integración en Sudamérica”, aseguró Morales.

“Sólo unidos nos vamos a defender entre nosotros. Cuando empezamos a defender nuestro territorio estamos siendo asesinados por los grandes intereses neoliberales, por las transnacionales, por los gobiernos que no quieren que nosotros sigamos defendiendo la autonomía, la libre determinación, y es por eso que estamos aquí”, expresó Vargas.

Por su parte, el secretario adjunto de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), Hugo Godoy, indicó que desde la Runasur se exigirá volver a crear la Unasur y la Celac.

“Vamos a construir en Latinoamérica y el Caribe la patria grande, la América plurinacional que estamos alentando desde el Runasur, la Unasur de los pueblos. No es solamente para exigirle a los gobiernos que recrean el Unasur, que recrean la Celac, nuevas instituciones de los gobiernos, de nuestros países sin la injerencia de EEUU, ni la injerencia de la del Ministerio de las Colonias, qué es la Organización de Estados Americanos (OEA)”, señaló el sindicalista argentino.

La creación de la Unasur se produjo en 2008 con la firma del tratado constitutivo, que entró en vigor en 2011. En principio estuvo integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela. Pero luego, los gobiernos de derecha que fueron surgiendo en la región, sumisos a EEUU y por consiguiente enemigos de la integración latinoamericana, se ocuparon de ir paralizando y destruyendo la agrupación.

En abril de 2018, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú, Colombia y Paraguay decidieron suspender su participación en la Unasur. En 2019 se fue Ecuador, y en 2020 Uruguay.

La idea de Morales es revertir la situación y volver a luchar por la integración de los pueblos. Y en este sentido, la construcción comenzará desde abajo, desde las profundidades de la historia y de la tierra. El objetivo es que el resurgimiento de la Abya Yala termine con la ominosa concepción de la región como “patio trasero” de EEUU, defendida por el imperio y los cipayos a su servicio. Los movimientos sociales, como factores de unidad de los muy diversos sectores de la población, serán actores fundamentales de esta refundación.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 300 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por mail, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón o contactanos por WhatsApp.

Más notas relacionadas
Más por Pablo Bilsky
  • Día del Padre Peronista

    Mi papá es colectivo. Vive con, por y para el resto, su militancia, sus compañeros. Está c
  • Resistiré, para seguir viviendo

    Yo no sé, no. Pedro recuerda aquella noche que le costó dormir un poco porque le dolían lo
  • escuela, educación

    Con la mirada en el porvenir

    Desde marzo del 2020, hace ya largos 15 meses, nos zambullimos en una dimensión de pesadil
Más en Columnistas

Un comentario

  1. Laura Michelon

    03/05/2021 en 11:10

    qué interesante pero qué complejo a la vez

    Responder

Dejá un comentario

Sugerencia

Belgrano con sabor a infancias

Ya está disponible el libro digital con textos de chicas y chicos de diferentes escuelas d