El libro de Gustavo Campana Malvinas: La cuarta guerra contra el imperio británico es una intervención clara, contundente y muy documentada en ese terreno en disputa que se llama memoria y que junto con la verdad y la justicia ocupan un lugar decisivo de la batalla cultural.

La memoria es una construcción social. Revisa y piensa el pasado, pero no hay nada más actual. La experiencia histórica demuestra que sin memoria no hay futuro. Es un terreno en disputa. Su construcción participa activamente de la batalla cultural, la batalla simbólica por el sentido común y la configuración de subjetividades. El libro de Gustavo Campana, Malvinas: La cuarta guerra contra el imperio británico (Colihue, 2022), es una intervención clara, contundente y muy documentada en este terreno en disputa. El libro se presentó en Rosario el 18 de agosto, en la librería Homo Sapiens. 

Campana es periodista, escritor e historiador. Trabaja en Radio Nacional y AM 750. “Gustavo es periodista de profesión, aunque más correctamente debería decir es periodista por pasión. Más de 40 años de trabajo en medios gráficos, televisivos y radiales, con 59 de edad. Me atrevo a decir que este medio es el que más lo atrapa y lo moviliza. Afortunadamente en los últimos años también se convirtió en escritor de libros de profundo contenido nacional:  Prontuario. No hay neoliberalismo sin traición; Culpables. Proyecto de país vs. modelo de colonia; Recuerdos del peronismo (1943-1956); Tribunas sin pueblo. Vuelta olímpica en orsai del país neoliberal y Néstor Kirchner: No les tengo miedo. Un militante que respetó su pasado, todos impulsados por sus grandes pasiones: la patria, la autonomía nacional, el combate al neoliberalismo y el dolor del pueblo. No por nada su lema de cabecera es una frase de su maestro Rodolfo Walsh: La verdad se milita”, señala el prólogo de Pablo Vassel.

Malvinas: La cuarta guerra contra el imperio británico ofrece un enorme corpus de datos, testimonios y documentos que logra una reconstrucción de los hechos estudiados y, además, de un clima de época. Esto último convierte la experiencia de lectura en un viaje apasionante, jalonado por asombros, sorpresas y detalles poco conocidos.

El discurso social de cada etapa considerada (la voz de los medios, las campañas de manipulación, la propaganda oficial) estructura el texto y permite leer el presente a partir del estudio y la reflexión sobre el pasado. 

El autor fue calificado como un “obrero de la memoria” atento a la existencia de un país de la memoria frente a un país del olvido. Para Campana, la memoria es “una obligación constitucional”, y el olvido “se debe condenar como un delito de lesa humanidad”.

El libro reconstruye toda la relación de la Argentina con el imperio británico y nos presenta la historia de una obsesión: “Inglaterra nunca abandonó su sueño: Argentina”, según escribió el autor, que ofrece un análisis profundo del colonialismo y el imperialismo destacando que, más allá de los cambios discursivos y tácticos, los objetivos estratégicos fundamentales siguen siendo los mismos.

Malvinas fue la cuarta guerra contra el imperio británico luego de las dos invasiones inglesas y la Vuelta de Obligado. La investigación incluye una precisa y muy documentada reconstrucción de los contextos históricos en el más amplio sentido del término, ya que trabaja sobre lo social, lo económico, lo cultural y lo geopolítico.

Campana señala y fundamenta las continuidades históricas y también los quiebres para construir memoria histórica a partir de la idea que estructura el libro: “Malvinizar es el verbo”.

El trabajo se erige en una clara declaración de principios, una acción política y un gesto contra-hegemónico, que denuncia y contrarresta los intentos de deshistorizar por parte de los mecanismos de manipulación al servicio de los poderes fácticos. 

En tiempos en que crecen los embates contra la fundamentación, la historia, la reconstrucción de contextos y el pensamiento complejo, Campana recupera estas prácticas que estructuran los consensos cognitivos de toda sociedad y constituyen, asimismo, la condición de posibilidad de la militancia por la soberanía, la independencia y la justicia social. 

El neoliberalismo, en sus distintas etapas y formatos, es otro de los ejes que sostiene el andamiaje de la investigación. En el texto queda claro que es mucho más que una teoría económica que sostiene la creciente desigualdad. Se trata de un dispositivo para configurar subjetividades, una visión del mundo, y una estrategia de dominación que nunca está exenta de violencia y traiciones, y que produce el sufrimiento de millones de personas en beneficio de una pequeña élite.

“Memoria para reconstruir cada detalle de los más de cinco siglos de historia de las islas, verdad para salir del campo minado que sembró la dictadura y que aún no fue enteramente desactivado y justicia para dejar las culpas en la foja de servicio de los responsables militares y políticos. Basada en la necesidad de defender la legitimidad del viejo reclamo soberano y dignificar a los ex combatientes, la pelea ante los herederos del poder real modelo ’82 está centrada en no condenar a las islas al olvido”, señala el autor en el capítulo Hoja de ruta, donde ofrece la metodología y objetivos de su investigación y ya deja sentado, desde el principio, el minucioso trabajo sobre la relación entre la guerra y la dictadura genocida.

“Cuando los soldados regresaron, la dictadura deshilachada les exigió silencio. No hablar con la prensa, ni con la familia. No hablar con nadie. Una intimidación preventiva que buscaba guardar la verdad bajo siete llaves, mientras los militares organizaban la fuga. Violar esa «promesa», podía implicar la formación de un Consejo de Guerra. Volvieron y el comité de bienvenida, fue una pesada amenaza. Lo sucedido en el sur no debía llegar a la población. Necesitaban impedir que los partidos políticos convirtieran el dolor en descrédito, ante su inminente retorno a la Rosada y al Parlamento. Que no se generara un espíritu colectivo de resentimiento e indignación en la civilidad. Amparada en un poder que ya no tenían, las Fuerzas Armadas ordenaban tapar el sol con un dedo y enterrar la historia. Los dueños de la vida y de la muerte, ya no podían disimular la caricatura en la que se habían convertido”. 

El libro es un urgente llamado a erigir memoria, verdad y justicia como construcciones sociales capaces de desactivar el campo minado que sembró la dictadura.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Pablo Bilsky
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

La UNR abre una nueva escuela secundaria

Es con orientación en ciencias sociales y humanísticas. La inscripción se realiza desde es