La misma pirueta de “provincializar” el armado electoral que intenta un sector del peronismo se avizora en los referentes del Frente Progresista para justificar la alianza con Juntos por el Cambio.

La evolución de las negociaciones para conformar el “frente de frentes” del antiperonismo santafesino abona el camino hacia una fuerte “provincialización” de la campaña electoral que se viene y, a la vez, da cuenta de la pronunciada derechización de los discursos y actitudes de los principales referentes de ambas fuerzas, que se perfilan como principales protagonistas de la puja por la Gobernación, al menos hasta ahora.

La advertencia sobre lo efímero que puede resultar este y cualquier análisis merece ser acentuada en estos tiempos de tanta confusión organizada y acelerada, obstáculo insalvable a la hora de establecer diagnósticos y pronosticar evoluciones respecto de la vida política provincial y más allá. Pero vale repasar los indicios del momento como por ejemplo recientes declaraciones de la referente socialista Clara García: “tenemos que tener una amplitud en la mirada y libertad de decisión para que en la provincia haya una conformación muy santafesina”, dijo al diario El Litoral, al referirse a los “avances” hacia el acuerdo con Juntos por el Cambio.

Incluso, García puso entre los principales obstáculos para “construir una síntesis” a la santafesina de la principal alianza opositora nacional a una mala influencia de tensiones políticas extraterritoriales, debido a que “la coalición de gobierno del país tiene una dinámica de diálogo interno enormemente destructiva” y tan contagiosa que “por momentos también” se manifiesta en el conglomerado ultraopositor al Frente de Todos al que ella se está sumando pero eso sí, con la bota santafesinista bien puesta.

Para dónde marcha el socialismo en términos más políticos e ideológicos con esa bota calzada en su trayectoria y discursos históricos es otra cuestión, que no se puede responder sólo con la prédica provincializadora. Aunque sí se puede relativizar bastante. Al decir de Clara, se trata de entender que “la política ya no tiene los límites ideológicos conocidos”. Y vaya a saber cuáles son los nuevos límites de un partido que siempre reivindicó su “coherencia” en la lucha “por la igualdad, por la solidaridad, por la justicia”.

Colores primarios

Por lo pronto, esos principios fueron ratificados por la presidenta del Partido Socialista de la Argentina, Mónica Fein, en la apertura del reciente encuentro juvenil llevado a cabo en Sauce Viejo. Se trató de un nuevo “Enero Socialista”, instancia en la que se juntan militantes y dirigentes de la juventud partidaria para “debatir y formarse” sobre distintas temáticas y también para discutir las coyunturas.

También en la apertura de ese encuentro habló Clara García, que más que en aquellos principios fundadores que reafirmó Fein, puso el énfasis en convocar a los jóvenes a “defender la alegría, defender el diálogo y honrar el camino socialista y progresista que hemos hecho, pero definitivamente con un color nuevo”.   

Por lo pronto, el diálogo y el acuerdo entre “el color nuevo” y el amarillo de Juntos por el Cambio se va dando en paralelo a la derechización de esa coalición opositora, en buena parte forzada por la aparición en el mapa político del inefable Javier Milei y los suyos, que impiden la unidad completa del antiperonismo más conservador. De todos modos, ya desde antes que apareciera Milei el macrismo y compañía sostienen posturas difíciles de relativizar desde el ideario del partido de la rosa. Las políticas neoliberales y la vuelta al endeudamiento con el Fondo Monetario Internacional, el desprecio por el rol del Estado respecto de la salud y la educación, la defensa de los grandes monopolios de rubros tan vitales como los alimentos y la educación, la negativa a avanzar con acciones en favor del cuidado del medio ambiente, lo de que los desaparecidos no fueron 30 mil, son datos previos al proceso de acentuación del conservadurismo de la alianza liderada por el PRO y la Unión Cívica Radical abierto a partir de 2019, en el que junto con el emerger de Milei también tallaron fuerte la llegada a la Rosada de Alberto Fernández y la posterior pandemia.

Grieta que me hiciste mal…

Negar los efectos de ese proceso de Juntos por el Cambio en el clima político nacional sólo es posible desde un cinismo inocultable. La meneada “grieta” se presenta cada vez más profunda. Pero todo indica que cada vez son menos los que apuestan a tomar distancia de los bandos en disputa para forjar una construcción política que la supere. Por ese lado iba el socialismo santafesino y sus aliados, que paradójicamente fueron perdiendo su poder institucional en la provincia cuando quedaron así posicionados. El Frente Progresista sólo pudo ganar cómodamente en las urnas mientras no hubo otra oferta no peronista más o menos seria. Bueno, claro que cuesta emparentar con la seriedad a quien primero encarnó esa otra opción para el gorilismo como candidato a gobernador. Sin embargo, la vuelta de Miguel del Sel a lo suyo dejó un vacío que en 2019 no pudo llenar José Corral, su sucesor como postulante a la Casa Gris, que resultó tercero cómodo en la puja que ganó Omar Perotti y tuvo como segundo candidato más votado a Antonio Bonfatti, en representación de aquella vía alternativa que se sostuvo electoralmente en 2021. A partir de entonces, parece que el gps de sus líderes entró en un “recalculando”. Ahora, lo que asoma es algo así como “si no puedes vencerla, únete a ella”. Y ahí anda el socialismo santafesino, coqueteando con el lado más derecho de la grieta.

Nota relacionada

Al frente a la derecha

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 700 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
  • La Celac Social sale a la cancha

    El encuentro de referentes de movimientos populares que se hizo en paralelo a la cumbre of
  • Aullidos que matan

    “Asoman los lobos”, dijo el presidente colombiano Gustavo Petro para advertir sobre el ren
  • Vení vení vení, sacale una foto

    Los dimes y diretes en torno al recorrido de la caravana triunfal volvieron a exponer las
Más por Manolo Robles
  • Motoqueros (capítulo 13)

    Después de pasar el día embolado, sin saber qué hacer ni dónde meterse (ahora, en vez de v
  • La lluvia vendrá por la noche

    Yo no sé, no. Ese viernes, hasta las 8 de la mañana, las nubes iban y venían. A veces lent
  • Revisitando a un clásico

    En el museo Castagnino, la exposición “Julio Vanzo en 3 actos. 1920 - 1944”, curada por Ló
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Filosofía, carrera estratégica para el desarrollo del país

Este año, el Programa Nacional de Becas Manuel Belgrano sumó estos estudios considerados p